Ingredientes:

5 tazas de aceite
18 jalapeños
3 litros de agua
1/2 taza de vinagre
2 cucharadas de sal
360 gramos de queso crema
1/2 taza de harina
2 huevos
250 gramos de queso parmesano rallado

Calentar 2 tazas de aceite a fuego alto en un sartén. Meter los chiles por 10 segundos y retirarlos.
Inmediatamente sumergirlos en 2 litros de agua fría para quitarles la piel. Abrirlos y sacar las semillas y las venas, cuidando que no se rompan.
En un recipiente de vidrio, mezclar un litro de agua con el vinagre y la sal. Agregar los chiles y dejarlos remojando toda la noche para quitarles el picor.
Al día siguiente, escurrir los chiles muy bien. rellenarlos con el queso crema
Batir muy bien los huevos, en otro plato colocar la harina y en otro el queso parmesano.
Pasar cada chile por el harina, el huevo y el queso parmesano.
Calentar el resto del aceite a fuego alto en un sartén. Freir los chiles aproximadamente 15 segundos. Sacar y escurrir en papel absorbente
Listos para servir.